miércoles, 20 de marzo de 2019

Nova cavitat a Vilafranca: Avenc de la Serrà-3.

 
Boca de l’avenc de la Serrà-3.

El passat 20 de gener en una passejada pel Pla de Mosorro, a terme de Vilafranca del Cid, hem vaig trobar un xicotet esfondrament. La zona on es situava era molt propensa pera l’existència d’avencs. Es tracta d’un rascler molt fracturat i en les seues proximitats es troben 2 cavitats conegudes: els avencs de la Serrà -1 i -2. El pla de Mosorro es una zona molt humanitzada, la qual cosa es un handicap pera la troballa de noves cavitats, ja que moltes del elles han sigut tapades durant el transcurs del segles.

Aquella vesprada d’hivern, ja amagant-se el sol i sense cap ferramenta, vaig començar a treure pedres d’aquell lloc. La veritat que no era molt evident pensar que allí hi trobaria un avenc. Però ja quant quasi no quedava llum vaig obrir un foradet de pocs centimetres. Al deixar caure algunes pedretes, estes queien un parell de metres. Així que amb poca llum i el fred típic d’aquells paratges vaig tornar cap a casa. Però amb la intenció de tornar prompte.

 
Raïls i roca amb corrosions.

Aquest passat diumenge, 10 de març, Cristina i jo tornem al forat. Pensàvem que pera descartar-lo. Lo primer que trobem es una serp entre les pedres que anem a llevar. Ara amb la ajuda de la pota de cabra en uns minuts comencem a obrir forat. Les pedres cauen uns 2 o 3 m. Hi ha un gran bloc al costat de la boca que deixem ben falcat. I definitivament deixem una boca lliure de pedres pera poder entrar al forat.

Cristina es queda fora i jo entre. Als 2.5 m. un gran bloc impedeix el pas, però es veu continuació. Així que vaig llevant les pedres del terra i tirant-les mes avall per una xicoteta obertura. Fins que elimino per complert la repisa on tenia els peus i hem decideix a baixar fins la planta inferior, situada uns 3.5 m. mes avall. La part final s’eixampla assolint els 1.5 m. d’amplària. Encara hi ha un embut de sediment que baixa un metre mes. Però la cavitat de moment tanca.

La boca vista des del fons del pou.

Torne a l’exterior per agafar el disto, paper i llapis i faig la topo i alguna foto. Una vegada acabada l’exploració i topografia, tapem l’avenc en 3 lloses per evitar caigudes accidentals del ramat. Faena feta !!

Situació.
Cavitat situada al Pla de Mosorro, en la zona coneguda com la Serrà o la Serrada. Les coordenades de la seua ubicació son:
UTM Datum ETRS89 – FUS 30T
X-0731814  Y-4477153  Z-1177 m.


Topografia de la cavitat.

Descripció.
Una boca de 0,5 x 0,6 m. que s’obri dins d’un xicotet enfonsament, al bell mig d’un rascler, dona pas a un pou vertical de 6 m. excavat a favor d’una escletxa de orientació NO-SE. El primer metre del pouet presenta una important estretor, desprès guanya un poc d’amplitud. Als 2,5 m. de la boca hi ha un bloc empotrat que no impedeix el pas. Els últims 1,6 m. de vertical s’obrin fins assolir una amplària de 1,5 m. La base del pou es una saleta de 2,3 x 1,5 m. presentant cap al sud un embut de sediment que baixa un metre mes. La cavitat es curulla per sediment. A l’interior trobem raïls, grills i pel que fa a la roca algunes zones amb forta corrosió i alguna xicoteta formació.

Desenvolupament: 9 m.
Rec. en planta: 3 m.
Fondària: -7,1 m.

Topografia: Luis Almela, Cristina Gallén. 10/03/2019.

 
La boca la bell mig del Pla de Mosorro.

Text: Luis Almela.

domingo, 17 de marzo de 2019

Salida anual de club: Mola de Fanzara (noviembre 2018).


Después de pegarle mil vueltas para ver que podíamos hacer, a Ferrán se le ocurre una idea, la Mola de Fanzara. No es la primera vez que se hace una quedada allí, y seguramente tampoco será la última, pero el lugar lo vale por su multitud de cavidades de todo tipo en una zona muy pequeña.
Así que subimos a la Mola para revisar el estado de algunas de las cavidades más interesantes. Para nuestra sorpresa, hay algunas en un estado lamentable de instalación, con pequeños huecos donde hubieron spits, algunos de ellos no hay manera de roscarlos, y con cavidades repletas de agujeros de MultiMontis o similar, pero sin una instalación clara.
Desde mi punto de vista, debemos recordar que los "montis", aunque son una manera de progresar rápida y segura, muy usada en exploración, no se deben usar en exceso. Lo que quiero decir, es que no dejemos las cavidades repletas de agujeros de “montis” y dejemos una instalación en condiciones para el resto de compañeros.

Realizamos varias salidas a la Mola para recuperar las cavidades más emblemáticas de la zona. Tras lo que empezamos a difundir la actividad.

1. Cartel del evento.

Elegimos del 1 al 4 de noviembre, aprovechando el puente, para poder llegar a más gente, ya que hay quien no puede salir varios días por compromisos personales, y el lugar está a escasos 40 minutos de Castellón. Esta decisión comprobamos que fue muy acertada por la gran afluencia de gente que vino al evento.

El 31 de octubre comenzamos la instalación, puesto que tenemos casi 600 metros de cuerda por instalar en las diversas cavidades, además de una tirolina para los más pequeños (y para los mayores también). Este día Alexis y Quique instalan la sima de la Mamella (M12), Gila y Eliseo la de Pepet de Cala Sants (M21), y Carolina y Vicente instalan la sima de Ierabo, una de las 4 bocas de la M11. Una vez terminado este trabajo, ya de noche, volvemos los seis por la montaña a oscuras, en la noche de las brujas.


El primer día de la quedada (1 de noviembre) la gente va acudiendo al lugar, y todos y cada uno de ellos tienen un propósito, colaborar en esta actividad. Este día se terminan de instalar todas las simas. Lee y Joseph instalan Boris; Gila y Jose instalan Pampol, con doble vía (que ya preparamos este año para el curso de iniciación); Carolina y Vicente instalan la Cova de la Mola (M16); y Luis, Cristina y Zoraida instalan el avenc Sara (M9). Además Esteban, Inés, Quique y Ainhoa se dedican a hacer porteos de material a las diferentes bocas y al campamento base (Mola 16), y también señalizan las sendas que llevan a todas las simas propuestas para esta quedada.

2. Señalización de sendas.

3. Instalando la Mola 16.

4. Descansando tras mucha actividad.

Tras un día largo con mucha actividad, la gente va regresando a casa, hasta que en el momento de la cena estamos Alexis, Carolina, Ainhoa, Zoraida, Héctor, Carlos y Lee.
Durante la noche llueve a ratos, por lo que decidimos instalarnos dentro de la gran boca de la Cova de la Mola los días siguientes.


El viernes 2 de noviembre comenzamos de buena mañana la actividad, mucha gente y muchas simas, "yo voy aquí y luego cuando salgan estos voy allá”, ésta ha sido probablemente la frase del fin de semana. Todos hacemos un par de cuevas por lo menos, por parejas o grupos, viendo aquello que no conocíamos aún o descubriendo rincones.
Alexis, Carolina, Ainhoa, Zoraida, Héctor, Carlos y Gila. Realizan la travesía Boris-Pampol, pasando algunos al avenc de Ierabo por el paso estrecho.
 
5. Espeleóloga descendiendo por el avenc Pampol.

6. Avenc Ierabo.

 Vicente y Gila visitan el avenc Sara.
 
7. Avenc Sara.

Por la noche volvemos a ser menos, hoy cenamos juntos Alexis, Esteban, Ainhoa, Zoraida, Héctor, Carlos y Jose.


El sábado 3 de noviembre promete ser el día fuerte. Viene mucha gente, nos juntamos con David, Jose, Luis, Andrés, Ferrán, Carla, Raúl (y sus perritos Nelo y Lluna), Lucia, María, Quique con su hija María, Inés con sus hijos Hugo y Pablo, Joseph con Natalia y sus tres hijas, Carlos (el hijo de Zoraida), y todos los que ya estamos por allí.
Cabe destacar la primera actividad del día de Esteban y Héctor, sacar una saca llena de basura "moderna" del interior del avenc de la Mamella. Algo inexplicable, a la vez que muy triste, que alguien que quiera y pueda descender casi 50 metros por una sima para dejarla llena de basura.
 
8. Recogiendo basura del avenc de la Mamella.

Luego, Esteban, Raúl, Quique, Inés, Lucia, María y Héctor realizan la travesía de la Mola 11. Héctor, Inés, Raúl y Quique realizan la travesía Pampol-Boris; y Héctor e Inés cruzan a Ierabo.  Mientras Esteban, Lucia y María realizan la travesía Boris-Pampol.
 
9. Grupo en la Mola 11.

10. Saliendo de la Mola 11.

11. Travesía Boris-Pampol.

 David, Jose, Luis, Zoraida y Carlos visitan el avenc de Pepet de Cala Sants y la Mola 16. Luego realizan la travesía Boris-Pampol junto a Lee y Eliseo.
 
12. Avenc de Pepet de Cala Sants (Mola 11).

13. Mola 16.

14. Mola 16.

15. Travesía Boris-Pampol.

Durante el día Ferrán y Alexis, junto con Andrés y Zoraida, llevan a los más pequeños a visitar dos avenc, el del Corralàs (M6) y el de la Cordera (M5), y por la tarde se dedican a tirarse por la tirolina.

16. Acabando de tensar la tirolina.

17. Avenc de la Cordera (Mola 5).

Por la tarde Esteban e Inés visitan el avenc de Pepet de Cala Sants. Mientras que Carolina, Héctor y Carlos visitan el avenc Sara, una cavidad con un pozo único, y con rincones que merece la pena descubrir.
Y un rato antes de cenar, Ferrán y Carolina descienden la Mola 16 para clavar un spit en el último pozo, y así poder instalar una cabecera doble, además recorremos una zona antes de descender el último pozo que aún no habíamos visto, pero que está bastante descompuesta.

  
El domingo 4 de noviembre toca desinstalar todas las simas mientras algunos compañeros realizan porteos de material a los coches.
 
18. Porteo de material al parking.

Carolina y Jose desinstalan el avenc de Pepet de Cala Sants, entre varios compañeros desinstalan todas las bocas de la M11, entre ellos Alexis y Ferrán que se encaran del avenc de Pampol y Sara. Gila y Vicente desinstalan el avenc de la Mamella. Y más tarde, Carolina y Joseph desinstalan la Mola 16.
Luego Vicente y Gila se unen a Luis, Cristina, Héctor y Zoraida, que están investigando la Mola 31 (avenc Tres Delicias), y consiguen conectarlo con la M11, topografiándolo y saliendo Vicente desinstalando por Ierabo (M11).

19. Unión de la Mola 31 con Ierabo.

Una vez estamos todos en el parking, comemos algo los que aún no hemos comido, separamos el material, y vamos partiendo poco a poco hacia casa.
Quedándonos con el buen sabor de boca de que todos hemos disfrutado mucho en esta quedada.

20. Grupo el último día.

miércoles, 13 de marzo de 2019

L'ESPELEO CLUB CASTELLÓ ALS MITJANS DE COMUNICACIÓ

La setmana passada membres de l'ECC van presentar als mitjans de comunicació la Revista BERIG 18, en l'edifici de la Diputació de Castelló, a la plaça de les Aules. Estem molt agraïts d'un any mes poder contar amb l'ajuda de la Diputació per poder publicar la revista BERIG. A consequència d'aquesta presentació, va eixir la noticia a diferents periòdics locals. La nostra passió es "amagar-nos en forats" ja que als espeleòlegs ens agrada mes la foscor, humitat i les verticals, que les rodes de premsa i exhibicions públiques. No obstant creiem que es necessari tindre el nostre espai en la societat i donar a conèixer el mon subterrani a les persones que no el coneixen i els pot interessar. Hi ha molta ignorància al respecte. 

Ja en cap de setmana, diumenge de matí, va apareixer en Radio Castellón Cadena SER, una entrevista al president de l'ECC. Aquesta entrevista, a més de per a presentar la revista, també tenía com a objectiu el donar a conèixer l'activitat que realitzen els membres de l'ECC i contar de primera mà les sensacions que vivim en les coves i alló que ens mou a ensinsar-nos en el subsòl. Hi ha molta tasca feta i molt de futur per davant; publicacions, exploració, curset d'iniciació, catàleg de Cavitats SICE-CS, revista Berig, etc.


sábado, 9 de marzo de 2019

Avenc de la Colomera: nueva profundidad.

 
En la cota de -100 m. en el avenc de la Colomera (Cabanes).

El pasado sábado 2 de marzo Gilabert, Lee, José Esteve y Luis Almela del ECC y Vicente Sinisterra del CEVI; visitamos el avenc de la Colomera en Cabanes con intención de realizar una desobstrucción en zona más profunda.
En una anterior visita de Cristina y Luis se localiza en la parte más profunda de la sima, y tras unas estrecheces, un agujero impenetrable pero que detrás deja ver un pocete que se amplía. Así que hoy la intención es ampliar el paso y explorar lo que pueda existir detrás.


José Esteve bajando el primer pozo.

Descendemos re-equipando, ya que la sima lo necesita dados los escasos y deteriorados anclajes existentes. Una vez en el punto a ampliar Luis comienza retirar material, viendo que en poco rato pasaremos detrás. Luego Lee como director de orquesta, coge la batuta y en unos minutos deja en paso más que practicable. Mientras tanto Luis y Vicente ya estamos tomando medidas de la topografía, la cual comenzamos en el sumidero situado a la cota de -82,0 m.
Una vez en el paso desobstruido vamos bajando y explorando la corta galería final, comprobando que no podremos bajar más ya que la fractura cierra por completo. Luis desobstruye un estrecho paso en el suelo que baja 2 metros más y establece allí la cota de máxima profundidad a -101 m. Saliendo, Luis con ayuda de Lee aprovecha para realizar la topo de la zona inferior.

 
Lee superando el paso desobstruido que da paso a la parte nueva.

Hasta que no llegamos al coche no calculamos la profundidad. Una vez hecho el cálculo la alegría se apodera de nosotros: el resultado nos da una profundidad de - 101 m. Con esta ya hay 20 cavidades naturales en la provincia de Castellón que superan los 100 m. de desnivel.

Descripción de la zona final.
En la base del cuarto pozo de la cavidad se abre la zona de mayor desarrollo horizontal. Primero existe una zona con el suelo cubierto de sedimento y con claras marcas de circulación de agua. Tras superar la zona en la cual se sume el agua en episodios donde la cavidad se presenta activa (cota de -82,0), comenzamos a subir superando una estrechez y entrando en una zona donde la fractura presenta mayor cantidad de material clástico. En seguida encontramos un estrecho agujero en el suelo que comunica con otra zona inferior a la que accederemos más adelante. Continuando ascendemos hasta un gran bloque donde la galería se amplía y en la pared derecha se abre una ventana a una fractura paralela, a la que se puede acceder bajando un resalte. La base del resalte está ocupada por una zona con sedimento en el suelo y donde también converge el agujero impenetrable antes citado.


Topografía modificada de la cavidad (rotulación Joaquín Arenós).

Si seguimos por la galería principal, tras la ventana esta desciende a la vez que amplía sus dimensiones. A la izquierda aparece un desfonde que baja a un piso inferior y siguiendo recto, a los pocos metros la galería gana altura y finaliza en un estrecho agujero que también tiene comunicación con la fractura paralela a la que se puede acceder por la ventana. Bajaremos al piso inferior por un resalte existente bajo una bella bandera con coloración rojiza. A continuación y en dirección sur bajaremos otro resalte que nos deja en una rampa con techo bajo y en dirección norte. Esta galería supera una estrechez y llega a la cabecera de un pozo de 6 m. desobstruida por el ECC en marzo de 2019.

 
Lee en la base del P-6.

En la base del pozo una galería con fuerte pendiente, dos resaltes y dirección norte, nos lleva a la máxima profundidad de la sima, situada en la cota de -101 m. y bajo un estrechísimo resalte. Esta galería final presenta una anchura de 0,8 m. y en ella hace aparición el proceso reconstructivo.
Con los 40 m. nuevos de topografía, la cavidad pasa a tener 273 m. de recorrido y -101 m. de profundidad.

 
Lee i Gilabert a -100 m. en el avenc de la Colomera.

martes, 5 de marzo de 2019

AVENC DEL CINGLE DEL MAS DE SALVADOR (Albocasser)

La setmana passada visitàrem l'Avenc del Cingle del mas de Salvador, en Albocasser, una cavitat "perduda", on no trobem cap documentació al respecte, només una simple cita en el llibre monogràfic sobre LaValltorta, publicat al 1982. En una prospecció de la zona fa uns mesos vam trobar casualment la boca d'aquest avenc, posposant l'exploració per a uns dies després. Aixi, vam visitar aquesta cavitat amb la finalitat de topografiarla i veure les seves característiques. En la capçalera del pou principal de la cavitat trobem un spit molt desgastat i en la zona final hi han diferents inscripcions del GEOC (Grupo de Espeleología de la Oje de Castellón) com : "USO 1970" i un altra de 1978. Considerem que els espeleologs del GEOC, entre ells Alberto Usó, van ser els primer exploradors. Malgrat l'atractiu de la zona inferior de la cavitat i les seues abundants formacions, de la cova no es coneix cap dada ni topografia.

Detall d'unes excèntriques.
Una boca en dispocició hotitzontal de 3,5 x 2 metres dona pas a una rampa que voreja un pou de 9 metres. La galeria d'entrada també continua uns metres més avant en horitzontal, trobant la capçalera d'un altre pou que baixa a un altre sector de l'avenc.
Boca de la cavitat
Si baixem el pou de 9 metres, en la seva base trobem sacs de basura tirats fa anys. Una rampa ampla amb colades i banderes ens deixa en l'inici d'un interessant meandre, a la cota de -22 metres. En aquest meandre i altres petites galeries trobem delicàdes excèntriques que adornen alguns racons, encara que les trobem un poc secs i poc atractius, degut a l'estat fòsil de la cavitat.  Situats en el meandre, podem seguir per aquest uns 15 metres, on aquest ascendeix a un nivell superior i queda obstruit. Al llerg de tot el meandre trobem un nivel superior de dimensions més modestes (1 x 0,7 metros) també fortament erosionat, que en la seua base hi ha un estretiment d'uns 30 centímetres que conecta amb el nivell inferior.
Meandre superior amb l'estretament que conecta amb el meandre principal.
A l'inici del meandre trobem a mà esquerra un altre meandre secundari penjar uns 1,5 metres sobre la base de l'anterior. Les dimensions d'aquest, d'uns 60 centímentres de diàmetre, presenta una secció circular i el podem recórrer durant uns 5 metres. Aquest meandre secundari continua 4 metres més encara que totalment impenetrable i conectant amb un altre tram del meandre principal. En aquest tub estret la seua base queda desfonadada per un estretament vertical on s'han sondejat 9 metres (cota -29 metres). La base del meandre inaccesible es la cota de máxima fondaria de la cavitat (sonadejada no penetrable a nivell humà), que s'ubica 8 metres per baix de l'altre meandre accesible. Es tractaría d'un nivell inferior format posteriorment, quedant fòsils els nivells superiors. Unes formes molt singulars d'aquesta zona, son els canals de sostre o protoconductes formats en la part superior del meandre principal, que es formàren sobre una petita capa margosa d'uns 10 centímetres d'espesor.
Inici del meandre, amb les excéntriques i la inscripció del GEOC.
Tornant a la galeria d'entrada, passant de llerg la capçalera del pou de 9 metres, podem arribar a un alta zona plana que finalitza per un tub molt estret i a la paret esquerra, per un conducte que forma una salteta i acaba estretint-se molt. En aquest punt, la galeria es desfonda tenint que descendir una rampa de 3 metres i un resalt de  3,5 metres, que ens deixa en una base amb curts ramals que formen diferents fractures. En aquest sector també trobem colades i formacions molt fosilitzades.
Base del pou de 9 metres amb les basures tirades.
El recorregut real de la cavitat es de 80 metres, mentre que el recorregut en planta es de 64 metres i el desnivell -22,5 metres (zona penetrable) / -29,0 (zona sondejada).

jueves, 28 de febrero de 2019

Encuentros Espeleológicos en Valdeón (12-14 de octubre).


Tras enterarnos de las actividades que se van a realizar por el Centenario Picos de Europa, un grupo de amigos decidimos apuntarnos.
Nuestro grupo lo formamos Alexis, Carolina, Esteban, Quique, Inés y sus dos hijos, Hugo y Pablo, que están empezando a aficionarse a este fabuloso deporte de equipo.


El jueves 11 de octubre emprendemos el camino a Posada de Valdeón. Como el camino es largo paramos a cenar de picoteo en el restaurante El Bodegón, en Saldaña (Palencia), donde todo está muy rico. Seguimos el camino hasta Boca de Huérgano (León), donde dormimos en el hotel Tierra de la Reina, un hotelito muy chulo, todo elegido por nuestro compañero Esteban, un crack eligiendo sitios.

1. Boca de Huérgano.

A la mañana siguiente nos dirigimos al polideportivo de Posada de Valdeón donde nos espera personal de la organización para darnos el pack de bienvenida. Tras charlar con ellos y decidir qué actividades podemos hacer como grupo, unos van a por gasolina al pueblo más cercano y el resto damos un pequeño paseo por el pueblo y por el río Cares.
Nuestro siguiente destino es Cordiñanes de Valdeón, dónde recogemos las llaves de la casa rural donde dormimos estos días. Y de ahí a Caín de Valdeón para realizar la senda del Cares.
Una vez en Caín, bajamos al río y decidimos comer, puesto que se nos ha hecho un poco tarde. Y luego emprendemos el camino, que no tiene perdida.

2. Ruta del Cares.

Empezamos atravesando unos túneles tallados en la montaña, donde una pequeña cascada de agua nos sirve de escenario para realizar varias fotografías.

3. Cascada en la ruta del Cares.

Durante todo el camino nos acompañan unas vistas espectaculares, mires donde mires el paisaje es asombroso. Los desfiladeros, el río, las montañas y el entorno son maravillosos.

4. Grupo en la ruta del Cares.

No dejan de sorprendernos bellos rincones durante todo el recorrido. Además en el camino, que a ratos discurre al lado del canal, nos encontramos con algunas cabras, que no saben que es el miedo.

5. Cabra en la ruta del Cares.

Pasamos por los puentes de Los Rebecos y del Bolín. Y por la presa que hay.
Cuando estamos algo cansados, damos la vuelta, y regresamos a Caín, desde donde nos dirigimos a Cordiñanes para acomodarnos en la casa rural y asistir a las ponencias que imparten en el polideportivo.
Tras una buena cena junto al resto de compañeros de los encuentros regresamos a la casa rural y nos quedamos charlando en la terraza de la casa, ya que el tiempo es agradable.


El sábado 13 Alexis, Carolina y Esteban realizan la travesía L 173 - L 625 "La Reina de la Caliza", junto a varios guías y a participantes de los Encuentros espeleológicos en Valdeón. Desde la organización nos proporcionan parte de la subida en taxis todoterreno, que nos dejan en el Caben de Remoña donde cogemos el camino del Sedo de Pedabejo en dirección a la Vega de Liordes. Hay mucho camino por senda hasta llegar a la boca de la cueva, y como es de esperar en Picos de Europa, el terreno es escarpado y la ascensión se hace un poco larga, pero las vistas son espectaculares.
Una vez arriba, en el Collado de Pedabejo, nos dirigimos hacia el este siguiendo un camino que bordea el lapiaz de este lado de la Vega, camino de la Peña Regaliz.

6. Seguimos el camino por el lapiaz.

7. Grupo llegando a la L173.

Para llegar a la cueva subimos una canal empinada de 150 metros, que separa la Peña Regaliz del Tiro Pedabejo. Han instalado una cuerda fija en esta canal, para que resulte más sencillo, pero la caída de piedras es inevitable, así que ascendemos con sumo cuidado para no lastimar a ninguno de los compañeros que nos siguen.
Una vez arriba de la canal, llegamos a la boca de la cueva L173, a 2140 metros de altitud.

 8. Boca de la cueva L173.

La cueva es fría, y aunque no tiene agua, el suelo en algunos puntos es resbaladizo.
El recorrido a través de la cueva no tiene dificultad. Entras por una rampa con bastante piedra suelta que nos deja en el primer resalte vertical. Le sucede una serie de pozos cortos (5, 22, 9 y 18 metros) y rampas hasta llegar a un resalte equipado en el lateral de la galería. Detrás del cual descendemos dos pozos consecutivos y tras un pequeño recorrido llegamos a las galerías de la L625. Continuamos por terreno horizontal hasta encontrarnos con el pozo de entrada de L625 de 20 metros y por el que ascendemos a la superficie.
En esta salida también hay que tener cuidado con las piedras, puesto que debido al deshielo es fácil que se caigan al tocarlas.

Emprendemos el camino de regreso a los coches por una ladera bastante empinada. Como el terreno es algo complicado nos movemos con cuidado por las zonas de hierba y bloques, hasta llegar a los prados de la Vega del Liordes, donde nos reagrupamos en el ‘casetón de Liordes’.
Una vez reagrupados y sabiendo que el resto de compañeros ya han salido desequipando la cavidad, continuamos el descenso por el Sedo de Pedabejo y llegamos al Caben de Remoña, punto donde nos recogen los taxis.
Una vez llega el primer taxi, nos informa que su compañera ha tenido un percance con el coche y no ha podido subir, por lo que estaba informando para que nos mandaran otro. Pero desde la organización, ya hay un compañero que está subiendo con su vehículo para recogernos.

9. Charlando mientras esperamos los taxis.

Una vez en Valdeón, nos reunimos con el resto de compañeros para tomar algo.

Durante la mañana, Inés y sus dos hijos, Hugo y Pablo, junto con un guía de la organización visitan una cueva, en la que los más pequeños disfrutan recorriendo cada rincón de la cueva y entrando en cada recoveco que ven. Para llegar a ella dan un pequeño y bonito paseo por un bosque de hayedos, en plena decoloración hacia el amarillo anaranjado, y siguiendo un riachuelo que baja lleno por el deshielo. 

10. Los más pequeños disfrutando.


El domingo 14, tras un bien desayuno en un bar cercano, nuestro compañero Quique deja una bonita dedicatoria en la casa rural. Luego emprendemos el largo camino de regreso a casa, algo cansados, pero muy satisfechos con las vivencias que hemos tenido en estos lugares mágicos.

11. Dedicatoria.

domingo, 24 de febrero de 2019

¿QUE FUNCIÓN TIENE EN LA ACTUALIDAD LA BIBLIOTECA DE CLUB?

Hoy en dia la información consultada por los espeleolgos para preparar sus salidas, organizar actividades o viajes espeleológicos procede principalmente de internet. Practicamente nadie se dedica a consultar una biblioteca  para buscar información y organizar sus actividades espeleológicas. Como muestra, solo decir que buscando en google por ejemplo “Cueva Cirat” aparecen aproximadamente 89.600 resultados en 0,46 segundos, casi nada si lo comparamos en una busqueda de un libro o revista en unas estanterias llenas. Es bastante más farragoso buscar un artículo concreto de entre un montón de revistas de la biblioteca del club, que encontrar desde un dispositivo movil, en la misma montaña, la información sobre una cueva cercana donde aparecera numerosa información en internet.


Por suerte se encuentra cada vez más información en internet, incluso una parte de las revistas y publicaciones espeleológicas ya están digitalizadas y subidas a la red para ser consultadas libremente sin restricciones. Al igual que la revista BERIG, otras publicaciones similares las podemos encontrar para descargar todos sus números, cuidadosamente escaneados. Por citar algún ejemplo, la revista Andalucia Subterranea, https://drive.google.com/drive/folders/0Bx0AgqZ7cKIDODJlQUJoQ2x2TVE? revista Subterránea de la desaparecida Federación española de Espeleología. (https://drive.google.com/drive/folders/0Bx2BqZy_r59uVTlLaG9wemZ6TFk) la revista Espeleosie, del SIE de CEA de Barcelona (espeleodijous.cat/node/57)

Citando unas reflexiones sobre el tema, espeleólogo italiano Paolo Forti, dice al respecto “Las publicaciones espeleológicas se hallan dispersas en centenares de “oscuros” boletines, por lo que el acceso a la bibliografía espeleológica a menudo es harto dificultosa. Hasta 1970-80 las Bibliotecas de Club constituían una buena aproximación a este problema, pero ahora ya no son una buena solución para encontrar información. Esta labor de recopilar publicaciones espeleológicas  en la actualidad recae en los centros de documentación. Una red de 16 Centros de Documentación de la UIS están  distribuidos en 4 Continentes para dicho fin”. Y aquí aprovecho para decir que en Granada tenemos un importante Centro de documentación y Museo de la Espeleología.

Claro está que para un club es muy difícil abarcar todas las publicaciones espeleológicas, pero no resulta tan dificultoso tener recopiladas toda la información sobre un territorio concreto, como puede ser una cavidad singular, una zona montañosa concreta, un término municipal o una provincia entera.

En nuestro territorio, encontramos dentro de la base de datos SICE-CS una extensa información bibliográfica, pues esta supone uno de los tres pilares básicos sobre el que se asienta el catálogo de cavidades. Es la base de cualquier estudio, recurrir a las fuentes de información originales. Podemos presumir en esta base de datos, de tener 10.998 referencias bibliográficas a cavidades, dentro de las 1.813 bibliografías recopiladas (artículos), la mayoría de las cuales están dentro del propio servidor digitalizadas. Todos estos archivos representan una auténtica “biblioteca de club” donde se presta atención a todo lo relacionado con las cuevas de Castellón, desde una nota de prensa, una cita concreta de una cueva en un libro, hasta libros o artículos más especializados en la materia. Encontramos multitud de temáticas.

La característica diferenciadora de la biblioteca digital del SICE, es que todas las publicaciones se encuentran referenciadas a las cavidades concretas que se detallan en ellas, por lo que la consulta bibliográfica resulta extremadamente ágil y precisa, pudiendo a su vez localizar otras publicaciones desconocidas para nosotros.

La biblioteca física del Espeleo Club Castelló no cuenta con muchos ejemplares, pero a lo largo de los años ha ido recopilando libros y revistas, principalmente procedentes de intercambios con otras asociaciones o clubes de espeleología. De los poco más de 800 publicaciones que tiene registrados, un 70% son revistas, libros, anuarios, actas, mapas más relacionados la espeleología. Las publicaciones restantes hacen referencia a otros campos, como puede ser el excursionismo, arqueología o sobre los pueblos o territorio castellonense.

Las publicaciones existentes en la biblioteca física del ECC son variadas y quedan distribuidos por temáticas del siguiente modo:
Arriba: Porcentaje de publicaciones registradas en la biblioteca de espeleología y los de otras temáticas.
Abajo: Distribución por temáticas de los ejemplares registrados.

Distribución de las publicaciones de temática exclusivamente espeleológica según el tipo.

Evidentemente es mucho más accesible la biblioteca “digitalizada” que la biblioteca física del club, pero siempre habrá alguna información que todavía no esté digitalizada y para encontrarla no tengamos otro remedio que consultar esta publicación en papel. En resumen, podemos concluir que es bueno tener una biblioteca física con libros que aporten información espeleológica, pero en estos momentos no tendrá la utilidad que tenía hace varias décadas donde no existía tanta información en Internet. Lo práctico para un club de espeleo que quiera tener publicaciones al alcance de sus socios, sería tener un disco duro con multitud de publicaciones digitalizadas, ordenadas por temáticas, zonas etc. Mejor todavía, sería disponer de esta información a través de la red o la nube, donde se puede acceder desde cualquier dispositivo conectado a Internet, bien con claves para registrarse o sin restricciones, libre para todos los internautas, como ocurre en la bibliografía existente en el SICE, que se limita a la espeleología y a las cavidades subterráneas de la provincia de Castellon.

Para concluir, decir que hoy en día existe mucha información “de usar y tirar” que circula por las redes sociales, watsap u otras aplicaciones por el estilo, donde domina la inmediatez. Se comparte un documento o imagen, se visualiza o lee y lo más probable es que una semana después ya no nos acordemos donde esta, se haya eliminado u otros mensajes posteriores hayan hecho que esta información se olvide. Por tanto si queremos que la información perdure hemos de buscar medios de almacenamiento eficaces, accesibles y sobre todo bien ordenados para que la búsqueda de información no se convierta en un “sudoku” interminable.