miércoles, 10 de julio de 2019

Travesía del Sistema del Alba (Valle de Benasque, Pirineo de Huesca)

 
Luis junto a una pared de mármol (Foto: Zoraida Conejos).

Un repentino cambio de planes a última hora nos impidió de nuevo descender a la Grallera de Guara. Y para algunos de nosotros ya van 2 intentos fallidos.
Nos adaptamos al nuevo plan, no sin pena por dejar pasar la ocasión de visitar la Grallera de Guara. Así pusimos rumbo a Benasque para acometer la clásica travesía al Sistema del Alba. En esta ocasión realizaríamos la travesía por la sala Noel Llopis Lladó, la segunda en orden de apertura.

 
Galería de “les Angunies” con sus clásicos mármoles.

Casualmente del grupo de cinco que éramos: Sarai y Vicente de la UEC Tortosa, Víctor del Espeleo Club Tortosa, y Zoraida y Luis del Espeleo Club Castelló; 3 de nosotros ya conocíamos la travesía. Hacia 5 años la realizaron Sarai y Vicente junto con sus compañeros de la UEC Tortosa: https://barrancs.uectortosa.cat/2014/07/travessa-de-lalba.html
Y Luis repetía también travesía 10 años menos 3 días después: http://cavitats-subterranies.blogspot.com/2009/09/sistema-del-alba-benasque.html?m=1

 
Acceso a la cavidad.

Para Víctor era la primera travesía pirenaica, y cargando un petate amigo aguanto como uno más. Para Zoraida también era la primera travesía en Pirineos y la primera mujer del Espeleo Club Castelló que realiza la travesía del Alba. El amigo Gila estuvo con nosotros pero no pudo entrar debido a un lesión de importancia.
Así, tras preparar el equipo emprendimos la marcha de aproximación de casi 600 m. de desnivel positivo.

 
Zoraida llegando al ibón de Alba.

Ya bien comidos, a las 3 de la tarde entramos en cavidad por el bujerín del Alba. Enseguida encontramos el primer pozo, de 32 m. A continuación un meandro nos lleva a la siguiente vertical, de 16 m. Tras esta llegamos a la porqueriza, antaño paso inundado con un nivel de agua que superaba la cintura. Ahora han re-excavado en suelo del meandro y tan solo nos mojamos los pies. Un pozo de 56 m., pero fraccionado y que puede descenderse en doble con 2 cuerdas de 40 m., nos deja en la galería activa.

 
Galería activa bajo el pozo de 56 m. (Foto: Vicente Barraquet).

Llegamos al rio. En este tramo la travesía discurre por una ancha galería repleta de material clástico de gran tamaño. Es curioso observar grandes bloques de granito. Se río va descendiendo formando cascadas y pequeños saltos. Es este tramo se forman algunas cascadas muy vistosas, dos de ellas las descendemos rapelando por su lateral derecho. Es uno de los lugares para recordar de este sistema.

Sarai descendiendo junto a una cascada (Foto: Vicente Barraquet).

Más adelante abandonamos el activo y nos introducimos en una galería fósil. Aquí aprovechamos para pegar bocado y quitarse los neoprenos los compañeros que lo llevaban. Porque Vicente y Luis optamos por entrar sin neopreno, ya que teóricamente tan solo teníamos que mojarnos en la Porqueriza; pero eso era antaño, ahora se puede acometer la travesía sin neopreno.

 
Galería de les Piques (Foto: Vicente Barraquet).

La galería fósil y descendente llamada "la escala fosca" nos llevara a la sala Maldita. Aquí es donde se divide la travesía clásica que pasa por la sala Roja, de la travesía que nosotros vamos a realizar que pasa por la sala Noel Llopis Lladó. Abandonamos la sala por su extremo NE por unos pasos estrechos y pronto llegamos a la galería desfondada, donde superamos unos largos y atléticos pasamanos. Al final de ellos un pozo de 14 m. nos deja en la galería de les piques. Esta galería es preciosa, adornada con múltiples gours, pero es una zona con mucha humedad. La galería termina en un pozo de 39 m. equipado con un rapel guiado. En su base existe una amplia sala con el suelo cubierto por el agua en gran parte de su superficie. Aquí paramos a comer.

 
Base del pozo de 39 m. (Foto: Vicente Barraquet).

La continuación es por una rampa con gours que desemboca en un pozo de 16 m., en cuya base entramos en la galería de las pisolitas. Esta también es muy bella. En ella caminaremos en varias ocasiones por dentro del agua, pero tan solo nos mojaremos los pies. En algún rincón de la galería encontramos grandes cristales blancos de extraordinaria belleza. La galería desemboca en la sala Noel Llopis Lladó por medio de un rapel guiado de 27 m. Este rapel es más espectacular que el anterior guiado de 39 m., ya que cruzamos gran parte de la sala.

 
Galería tras dejar atrás la sala Leonor.

El siguiente tramo de la travesía nos lleva por medio de un seguido de pozos de 27, 14, 2 y 4 m. y junto al activo hacia unos remontes y algunas rampas de barro que nos dejaran en un balcón de la sala Leonor. En esta sala existe otro de los rincones más especiales y sobrecogedores de toda la travesía: se trata de la cascada de 60 m. que cae por un lateral de esta alta sala.


Meandro esculpido con golpes de gubia sobre mármol.

La continuación hacia la cueva del Alba la haremos por un pozo de una treintena de metros y varias cómodas repisas. En su base entramos en la última zona de la travesía. Nos restaran unas 2 h. o 2 h. 30 m. hasta el exterior, pero este horario depende mucho del grupo. Como zonas equipadas tan sólo restan algunos cortos resaltes y unos pasamanos.

 
Galería de “les Angunies”

Pero este último tramo se puede hacer muy duro, pues los resaltes tanto ascendentes como descendentes, los pasos estrechos y el terreno inestable dificultan el avance. Pero encontramos, para mi gusto personal, la zona más bella del recorrido: las bonitas vetas que forma el mármol en las paredes del meandro dan un toque especial y característico a este sector de la cavidad. Pero acercándonos al exterior vuelven a aparecer algunos pasos físicos que si vamos mermados no nos harán disfrutar lo más mínimo, por algo este tramo se llama la "galería de les Angunies".
Tras 9 horas de travesía, a las 12 de la noche alcanzamos el exterior. Cansados y a la vez satisfechos. Ahora nos espera una buena cena y un descanso.

 
Foto de grupo a la salida de la travesía.

sábado, 6 de julio de 2019

Espelunga de Napazal (Massis de Bernera)


Equip de l’Espeleo Club Castelló.

Passat l’hivern i pera anar posant-se les piles pera la campanya d’estiu, es reprenen les feines al Massís de Bernera. En aquesta ocasió es realitza una entrada a l’espelunga de Napazal.
Durant la campanya d’estiu de 2018, en una entrada a aquesta cavitat es van descobrir unes zones noves. En aquella ocasió es va deixar la punta d’exploració en un balcó sobre una fractura que continuava tant cap a dalt com cap a baix. Del balcó sortia un pou d’uns 20 m. aproximats i una continuació cap amunt on es tendría que escalar.

 
Galeria principal.

El dissabte 29 de juny fem una entrada en cavitat tres companys de l’Espeleo Club Castelló; col·laboradors de la SIE del CEA que es el club titular de la zona d’exploració. Som Lee, Israel i Luis. La intenció es baixar el pou que queda per explorar, així com revisar altres incògnites, alguna d’elles per desobstruir. Primer ens dirigim a recuperar una corda que es va deixar dalt d’una escalada. Des d’allí anem a la galeria Irene i fins l’estret conducte d’entrada als nous pous. Aquest conducte es ampliat. Darrere es passa per la capçalera del pou de fang que es va explorar l’estiu passat i acaba en cul de sac. Un nou pas que també va ser ampliat dona pas a una saleta on es troba una finestra que també va ser ampliada i que dona pas a una fractura molt alta. Grimpant per la fractura arribem al balco que marcava la punta de l’ultima entrada.

 
Pou de 29 m. explorat en la jornada del 29 de juny.

Allí equipem el pou i el baixem. Resulta tenir 29 m. de fondària. El pou es ample i les seues parets estan recobertes d’un grossa capa d’argila blanca i amb una elevada humitat: lo que anomenem “natillas”. El pou acaba en una sala on hi ha un toll d’aigua. El petit curs actiu es perd per una fissura impenetrable. Així que no mai millor dit “mi gozo en un pozo”. Des equipem el pou agafant mesures topogràfiques. Valorem les possibilitat d’executar una escala.

 
Luis a la base del pou.

Durant l’entrada també va ser forçat un conducte lateral de la galeria Irene pel quan es van avançar uns metres fins una estretor que hi haurà que ampliar. Sortim de la cavitat encara de dia, desprès de 8 hores al interior de l’espelunga de Napazal.

Barranco de Os Lucas.
El diumenge en el camí de tornada a casa vam parar a refrescar-nos i a netejar el material a la vegada que baixàvem un barranc curt però molt estètic. Aquest es troba molt a prop de la carretera que uneix les poblacions de Sabiñanigo i Biescas. Amb tan sols 4 ràpels es pot gaudir d‘un bonic barranc.

 
Al barranco Os Lucas.

lunes, 1 de julio de 2019

L'AQÜÍFER DEL MAESTRAT I L'ESPELEOLOGIA

A continuació presentem un gran tresor amagat baix terra, malgrat no tractar-se d'una cavitat subterrània, es força important des del punt de vista de la hidrologia subterrània.
Extensió de l'aqüífer (Ballesteros, 2016)

Es tracta de l'aqüífer del Maestrat, on podem trobar informació repartida en diferents articles en revistes científiques. Un interessant article sobre l'Aqüífer del Maestrat, és el publicat a la revista Journal of hydrology al 2012, titulat:"Methodological study of submarine groundwater discharge from a karstic aquifer in the Western Mediterranean Sea" del que son autors, Bruno Ballesteros, Miguel Mejias, Carmen Antón-Pacheco, José A. Domínguez, Jordi García, Ester García y Pere Masqué. També trobem navegant per internet altres articles o treballs, principalment del geòlec del IGME, Bruno Ballesteros.
Article del Journal of hydrology

Treball publicat al 2016 per Bruno Ballesteros.

En aquestos estudis és mostra l'extensió de l'aqüífer i els punts de descarrega, situats en la línea de costa, al voltant de la serra d'Irta. Aquest abarca practicament mitja provincia de Castelló. Es tracta d'un aqüífer kàrstic que és desenvolupa en les calcàries del període juràsic, que en les serralades properes a la costa afloren directament, però a mida que anem cap a l'interior, per dalt del juràsic, trobem grans afloraments cretàcics quedant les capes amb aigua a gran profunditat.

Extensió de l'aqüífer amb altres aqüífers més superficials formats en altres capes.
Cap de les surgencies és actualment penetrable, i trobem poques cavitats que poden relacionarse directament amb l'aqüífer, ja que a mida que avancem cap a les muntanyes interiors, l'aigua es troba a molta fondària. Per exemple en el corredor de Santa Magdalena-Alcalà, l'aigua es troba a uns 100 de fondària, en la zona d'Albocàsser-Tirig ja la trobem a 400 metres i als voltants de Ares i Morella queda a uns 500 o 600 metres. Les cavitats que ocupen la zona son modestes, molt poques sobrepassen els 100 metres de desnivell, i la majoria es tracten de formes relictes del karst, abandonades totalment per l'aigua que la va formar. Una de les més grans, com és el cas de la Font del Molinar (Xert), drenen l'aigua d'un aqüífer diferent, concretament el del Turmell.

Cingle de Torre Badum, on es troben les principals surgencies.
Una cavitat propera al mar i la zona de surgencies es l'avenc de les Escutxes (Penyiscola), que a la base del seu pou trobem aigua, mescla entre dolça i salada, on trobem l'haloclina. El busseig d'aquesta zona inundada no va permetre explorar cap galeria horitzontal o continuació subacuàtica d'interés. 

Petita cavitat oberta en un pla d'estrat, relacionada amb una de les surgencies de Torre Badum.
També l'ullal de Miravet (Cabanes) sorgencia temporal, drena part del polje del pla de les Foes, però la gran cantitat d'aigua que expulsa es degut a la seua relació amb un aqüífer més profund. Aixó ho testimonia la Typlatia miravetensis i altres especies d'invertebrats cavernicoles, propies d'aigues profundes, no d'un sistema més superficial alimentat únicament per un polje proper. Aquest es troba a l'extrem sud del territori que abarca aquesta aigua del Maestrat. Un altre cas semblant podría ser l'Ullal de la Marmosa (Sant Joan de Moro), que també és de caràcter temporal i el cabdal que presenta es molt superior a qualsevol surgencia típica que podem trobar per la zona.

Un dels engolidors del mas de Vallterra, en la cota 69 m.s.n.m.
Per citar algún cas més, per la zona de Santa Magdalena, no lluny de la Vall que forma la rambla d'Alcalà, trobem alguna cavitat amb certa fondària, com l'avenc del mas del Marques (-51 m). La seva cota de màxim desnivell encara quedarà a uns 80 metres sobre el nivell base de l'aqüífer del Maestrat. Per aquesta zona també ens atrevim a nombrar algún engolidor ubicat en la base de la Vall, en el mateix llit de la rambla i que entra en activitat en periodes de precipitacions, com es el cas dels del mas de Vallterra. Per la seua cota no quedarà molt lluny del nivell base, aportant les aigües a aquest gegant tan desconegut a nivell espeleològic.

jueves, 20 de junio de 2019

HALLAN RESTOS DE UN RINOCERONTE EN BORRIOL. (Notas de prensa)

A continuación adjuntamos las diferentes notas de prensa que han aparecido en los diarios locales, a raíz del interesante descubrimiento de unos huesos de rinoceronte en una cavidad subterránea de Borriol:


Mediterráneo (12 junio 2019)


Levante de Castellón (12 junio 2019)

Recordemos que el rinoceronte es un animal que desaparició en la península ibérica a finales del Würm. Algunas de la localidades cercanas donde se han encontrado restos son la Cova del Bolomor (Tavernes), Cova Beneito (muro de Alcoi), Cova Negra (Xativa) u otros puntos en las proximidades o el mismo casco urbano de Alcoi. En la provincia de Castellón, revisando la bibliografía, solamente encontramos los restos de un húmero y molar de rinoceronte en una sima desaparecida en la montaña del Castillo de la Vilavella. En este caso Stephanorinus mercki (no Stephanorinus etruscus como el de Borriol), que se hallaba en el relleno de esta cavidad que apareció casualmente durante la extracción de piedras de la montaña del Castillo, para la construcción del puerto de Burriana, por lo que esta cavidad fue destruida totalmente. Estos restos junto con los de otros mamíferos encontrados allí, fueron depositados en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. Este hecho lo cuenta Sos Baynat en su libro sobre Geología de la provincia de Castellón, en la parte de Paleontología, dentro del periodo Cuaternario.
Rinoceronte pintado en la Cueva de Chauvert (Vallon Pont d'Arc, Francia).

jueves, 13 de junio de 2019

AVENC DE LA MALLÀ DEL MORT DE SET (TIRIG)

Continuando con la visita y revisión de los sumideros sin continuación horizontal, formados por pozos verticales, ahora mostramos otra cavidad visitada el pasado mes de febrero. Se trata de una cavidad explorada por primera vez en 1966 por la SIRE de Sants en una de sus campañas de la Operación Levante. Posteriormente fue "reencontrada" o visitada y situada por gps, para que así ya no quede olvidada su situación exacta. Presenta una entrada pequeña y encima tapada por unas losas para evitar accidentes, por lo que su entrada puede pasar desapercibida, aunque pases a un metro de ella.  
Vista de la situación de la boca con el Montegordo al fondo.
Al oeste de Tirig encontramos una serie de montañas, que dan continuidad al Montegordo, y que alcanzan el Molló dels cinc termes. Se trata de muelas con la parte superior llana y desniveles no muy acusados que bajan hacia el corredor de Tirig-Sant Mateu. En el extremo sur de estas montañas, denominada Serra de la Creu, la rambla Morellana ha excavado un profundo surco, uniéndose posteriormente al barranc Fondo para formar el barranc de la Valltorta. En el tramo donde la rambla Morellana atraviesa el Montegordo, se le une por su margen izquierdo un pequeño barranco denominado de Mort de Set, que presenta bastante desnivel en este último tramo. En esta zona conocida como la Mallà del Mord de Sed, pasa el camino que se dirige al mas d'en Doto y mas de Serapio. Un poco por encima del camino y tras atravesar la vaguada, en su margen derecho, se localiza la boca de esta cavidad.

Boca de la sima.
La entrada se abre 35 metros por encima de su lecho, y como ya indicaron sus primeros exploradores, su formación tiene que ver por el descenso de las aguas de la vaguada. Se trata de un pozo de disolución asentado sobre una diaclasa y que en la actualidad queda bastante colgado sobre el cauce de la barrancada que alimentaria a la sima cuando esta se formó.
Alzado de la cavidad respecto al barranco.

Al exterior podemos ver dos pequeños orificios, que en realidad es uno solo separado por un puente de roca. Penetrando por el de la derecha, que es más cómodo, a 1 metro de profundidad encontramos la cabecera real del pozo, con paredes lisas debido a las corrosiones por condensación que se forman en las partes altas y que probablemente este proceso participara en la apertura del pozo al exterior. También en esta zona superior aparecen algunas coladas fósiles y secas, que a medida que vamos bajando se encuentran más húmedas.
Vista del pozo desde su parte inferior.
El pozo, con un desnivel de 33 metros presenta una sección elíptica, condicionada por la diaclasa dirección norte-sur y esta se va alargando a medida que descendemos, siendo la planta inferior de 6 x 2 metros. En los últimos metros las paredes están más desprovistas de coladas y queda la roca madre corroída y con algunas marcas de disolución como canales debido al goteo y bajada de finas películas de agua por las paredes.

La base del pozo esta compuesto por una rampa de piedras, estando en la parte más profunda de la rampa, las piedras mas lavadas por el agua y sin sedimento entre ellas, por lo que podría indicar que todavía recogerá agua la cavidad, perdiéndose entre estas piedras y descendiendo ésta hacia niveles inferiores. Quien sabe si una desobstrucción daría alguna sorpresa.

miércoles, 5 de junio de 2019

AVENC DE LA FEIXETA (Catí)

Al norte de la población de Catí, se unen dos importantes ramblas; una que viene de Salvaroria y la Avella , y la otra que baja del Port del Querol, denominada de la Vallibana. En este punto de unión, el valle se abre en anchura y pasa a denominarse Rambla Cervera o riu Sec, teniendo bastantes metros de anchura y con importantes terrazas cuaternarias que rellenan ambos margenes y cubriendo las calizas.

Panorámica de la unión de las ramblas de Salvasoria y la Vallibana, formando a partír de este punto la rambla Cervera. La F indica la ubicación del Avenc de la Feixeta.
Un centenar de metros aguas abajo de esta bifurcación y en su margen derecho, encontramos un pequeño barranco denominado del Corral de la Bassa, que baja de las muelas calizas que hay por esta zona y en su último tramo se encajona, formando un estrecho desfiladero, primero entre calizas, que en algunos puntos presentan los estratos verticales, y los últimos metros antes de unirse a la rambla, transcurre entre terrazas de materiales más recientes, con una altura próxima a los 20 metros.
Vista del margen izquierdo del barranco con la situación del avenc. Los niveles de terrazas cuaternarias alcanzan casi la cota de entrada a la cavidad.
El Avenc de la Feixeta se ubica en este último tramo del barranc del Corral de la Bassa, justo por encima del desfiladero que forma el barranco, y a escasos metros de que este pase a estar relleno de materiales cuaternarios. Practicamente a la misma altura y posición respecto al barranco, pero en el margen opuesto del barranco encontramos otra cavidad: la Cova de la Guerra, denominada así por aprovecharse como escondite en la pasada Guerra Civil. Esta cavidad presenta dos estrechas entradas con un corto resalte de 1,8 metros, que nos deja en una pequeña estancia en rampa, con el suelo lleno de piedras de mediano tamaño.

Izquierda: dos entradas de la cova de la Guerra, 1, boca principal, 2, boca impenetrable. Derecha: resalte de entrada con el suelo cubierto de piedras.
Conociendo la génesis y morfología del Avenc de la Feixeta, podríamos esperar que por debajo de estas piedras que ocupan el suelo de la cueva, exista una continuación en forma de pozo vertical.  En una loma alargada ubicada unos metros aguas abajo y a la derecha de la rambla Cervera, habia un puesto de baterías en la pasada Guerra.
Estrecho que forma el barranco con la ubicación de las dos cavidades.
La entrada del Avenc de la Feixeta presenta unas dimensiones de 0,5 x 0,6 , con un bloque que cubre parcialmente su parte superior. En la entrada encontramos una inscripción en pintura roja realizada por sus primeros exploradores, un grupo espeleológico de Mataró, en 1969. El pozo se inicia con un resalte de 2 metros, que nos deja en una repisa de 1,9 x 1,3 metros, con cúpulas en el techo ocupadas por musgo. Aquí encontramos la cabecera real del pozo que forma la sima.

Izquierda: boca del Avenc de la Feixeta. Derecha: cabecera del pozo ubicado bajo el pequeño resalte de entrada. Destaca la cúpula ubicada por encima de la estrechez inicial del pozo.
En su inicio accedemos por un estrechamiento de 0,8 x 0,9 metros pero un metro más abajo (cota - 3 metros) se abre, manteniéndo unas secciones más regulares hasta su cota de máxima profundidad. El pozo es de 20 metros, aunque en él podemos diferenciar dos tramos, el primero con 12 metros hasta llegar a una repisa, y el segundo con 7,8 metros, que nos deja en la base de la cavidad. El primer tramo esta abierto a expensas de una diaclasa dirección norte-sur mientras que en el segundo enlaza con otra diaclasa diferente, con dirección este-oeste. Podemos apreciar este hecho en la planta intermedia, con la pequeña repisa en rampa que hay a mitad pozo, que adopta una forma de "L". Las secciones de este primer tramo presentan una forma elíptica con unas dimensiones de 2,5 x 1,5 metros, y con claras marcas de corrosiones en las paredes, y en algunos puntos aparecen concreciones muy desgastadas. En el segundo tramo las dimensiones se reducen un poco, estando entorno a 1,3 x 1,8 metros y con más coladas que recubren las paredes. En estos últimos metros de pozo, aparecen algunas repisas formadas a expensas de pequeñas discontinuidades laterales, donde el aporte que amplió estas zonas viene de la parte superior, donde podemos ver algunas cúpulas.

Primer tramo de pozo, justo después de la estrechez.
A partír de aquí el pozo es más amplio.
La base del pozo es un espacio de 2,0 x 2,3 metros, con una grieta estrecha que toma dirección 265 N.M. en su zona más deprimida. En este punto se han sondeado 1,5 metros más, pero muy estrechos. La profundidad máxima practicable de la sima, esta en -22,2 metros, quedando prácticamente a la misma cota que el lecho del barranco, que en este punto se ubica a menos de 10 metros en planta.

Topografía de la cavidad.
En esta cavidad volvemos a ver algunas de las características que se repiten en los pozos de disolución, como su ubicación próxima al lecho de un barranco, una entrada estrecha, siendo a los pocos metros de profundidad cuando encontramos la cabecera real del pozo, la inexistencia de recorrido horizontal en su base, o formas de corrosiones en las paredes, a veces muy enmascaradas por los rellenos posteriores, principalmente con coladas.

Rambla Cervera en su tramo donde se junta el barranc del Corral de la Bassa.
La cota de la boca de la sima es de 578 metros, mientras que la de la rambla Cervera esta a 529 metros. La profundización del estrecho que forma el último tramo del barranco, podría estar también relacionado con las terrazas de la rambla. Como curiosidad, el nivel de las terrazas más elevado, que se ubica a escasos metros de la cavidad e inmediato al afloramiento de las calizas, se situará en cota unos 3 metros por debajo de la boca de la cavidad. En la cavidad no aparecen rellenos o brechas en las paredes, ni signos de reexcavación, como ha sucedido en la parte inferior del barranco. Evidentemente la formación de la cavidad estará en relación con la profundización del estrechamiento del barranco, generándose ésta antes. También creemos que se formaría en ese mismo periodo la cova de la Guerra.

Perfil del barranco con la situación de las dos cavidades.

domingo, 2 de junio de 2019

Topo Sorbas 2019


 

Continuando con una iniciativa que lleva muchos años en marcha, los espeleólogos de Espeleo Club Almería (ECA) organizaron un año más el encuentro Topo Sorbas. Este año se celebró el fin de semana del 4 y 5 de mayo. En esta ocasión se acerco hasta Sorbas del Espeleo Club Castelló Luis Almela.

 
Boca de la sima Acacio.

Las jornadas son destinadas a explorar, topografiar y estudiar las diversas cavidades del singular Karst en yesos de Sorbas. Además también es una buena oportunidad para conocer nuevos compañeros o de reencuentro con antiguos amigos. En esta ocasión los trabajos se centraron en el sector de la cueva del agua. Esta cavidad es la de mayor desarrollo del karst en yesos de Sorbas y también de todo el país abierta en este material. Actualmente supera los 9 km. de recorrido, pero tras las jornadas de Topo Sorbas 2019 esta cifra ha aumentado.

Bello conducto en la sima Acacio.

Desde la noche del viernes hasta el domingo a media tarde estuvimos hospedados en un cortijo que fue el centro de operaciones. Tanto sábado como domingo se realizaron diversas actividades de exploración, topografía, desobstrucción, fotografía... Cada uno se dedico a lo que más le gusta, así todos sacamos provecho de estas jornadas.

 
Pozo de entrada a la sima Jorge.

Los objetivos se centraron en la sima Acacio y Sima Jorge, las cuales acabaron uniéndose entre ellas y por tanto al sistema de la cueva del agua. También se trabajó en el sector menta y el sector abejas entre otros.
El balance de la participación en estas jornadas es muy positivo. Así, que sería interesante repetir otro año, eso sí con mayor participación por parte del Espeleo Club Castelló.


Laminadores en la sima Acacio.

martes, 28 de mayo de 2019

AVENC DE LA CARRASCOSA (XODOS)

Hace unas semanas volvimos a visitar el Avenc de la Carrascosa, después de más de 10 años de su primer descenso y ampliación de su entrada. Ahora la intención era realizar algunas observaciones morfológicas de este discreto pozo de disolución.
Momento del primer descenso a la cavidad.
La boca de la sima se abre en el margen derecho de uno pequeño barranco que baja desde el mas de la Carrascosa hacia el mas de les Roques Llises. La vegetación en esta zona es pinar, con el suelo muy desarrollado, aflorando solamente la roca en pequeños escarpes rocosos. Al abrirse la entrada en la umbría, esta zona es muy húmeda, que junto con la vegetación de montaña, ya que se ubica próxima a los 1.200 metros de altura, forman un entorno muy agradable.
Entorno donde se ubica la cavidad.
En el punto concreto donde se abre la boca afloran unas rocas, que son tres bloques que obstruyen la cabecera del pozo. La boca se ubica a 9 metros por encima del lecho del barranco y 22 metros de distancia, ubicación bastante común de estas simas verticales, asociadas al cauce de un barranco y que debido a su profundización quedan un poco apartadas del lecho actual.


Situación del pozo respecto al cauce del barranco.
Se penetra al pozo por un espacio que existe entre los grandes bloques que tapan la cabecera del pozo. A un metro de profundidad ya se observa el orificio primitivo o abertura de roca madre que une con el exterior, presentando unas dimensiones de 1,5 x 2 metros. El pozo es de 14 metros, adoptando en su base forma de "C", producto de la unión de dos husos. Mirando hacia arriba se aprecia la parte superior de ambos husos, uno que no conecta con el exterior y el otro es la boca de acceso. Los bloques que ocultan la boca son típicos de estos pozos asentados ya en su fase juvenil, donde se abren al exterior, cediendo las capas más superficiales de roca y obstruyendo parcialmente estas la cabecera del pozo. Un caso muy similar lo observamos no hace mucho tiempo en el Avenc de la Penya Blanca (Llucena).

Detalle de la entrada a la cavidad entre unos bloques.
Las paredes del pozo se encuentran parcialmente recubiertas de coladas blanquecinas, en estado senil, acompañadas en los primeros metros de alguna raíz de vegetación exterior.


Base del pozo principal, con la pequeña planta en forma de "C".

En la base del pozo, un pequeño resalte ascendente nos conduce a una ventana, donde se abre un pequeño pozo o pequeño huso de unos 3 metros de desnivel. Este representa el punto de máxima profundidad de la sima, -17 metros.

Pozo que que forma la cavidad, con el pequeño orificio de entrada
en su parte superior.
La formación de estas cavidades verticales sin conexión con el exterior, se deben a filtraciones intermitentes o difusas que se concentran unos metros por debajo de la superficie, en la capa denominada el epikarst. Al saturar las filtraciones esta capa, la disolución y ampliación del conducto tiene lugar justo por debajo, en la zona vadosa y a expensas de importantes diaclasas. En el caso del Avenc de la Carrascosa, la dirección de la diaclasa es noreste-suroeste, generando a lo largo de ella los dos husos independientes que más tarde se uniéron.