martes, 30 de diciembre de 2014

LAS CUEVAS MANGUERA

En nuestra província encontramos cavidades con unas características similares que deben su origen a un mismo fenómeno. Este es el caso de las denominadas CUEVAS MANGUERA, ya familiares en nuestra jerga espeleológica.
 
Este nombre fué propuesto por los espeleológos del E.C.C.; Juan Ramos y David Aragón en el número 6 de la revista Berig (año 2002). En el artículo se muestra la necesisdad de nombrar a unas cavidades con unas morfologias comunes que encontramos a menudo en nuestras comarcas, y de dar unas hipótesis sobre su origen. Las características e hipótesis de estas cavidades pueden verlas en el el artículo:
En la conclusión de este artículo deja abierto el debate sobre su origen, tratándolo como “un problema todavía no solucionado” y dejando la hipótesis A y la hipótesis B.
Cova de les Truges(Coves de Vinromà)
El objetivo que nos proponemos ahora es en primer lugar ubicar estas cavidades dentro de un ámbito más amplio, que corresponderia a la surgencias fósiles y que estaria en función de las cavidades de nuestra província, sin perder de vista las clasificaciones de autores de referencia.
Sin duda estas cavidades son producto de una actividad erosiva y se asientan en los margenes de barrancos y ramblas, hoy en dia secos. Por tanto las clasificariamos dentro de las surgencias fósiles, es decir conductos de drenaje que antiguamente expulsaban agua al exterior y que quedaron fosilizados o colgados. En nuestras visitas a cavidades encontramos surgencias fósiles de diferentes tamaños, longitudes, secciones, con bocas más amplias o menos amplias, con trazados diferentes etc.
A mi parecer, las cuevas manguera dentro de las surgencias fósiles serian las que poseen la sección más estrecha y que han tenido menor evolución, importancia y desarrollo hídrico en el pasado. Personalmente me convence más la hipótesis A, que relaciona estas cavidades como una surgencia con un conducto forzado o galeria freatica, de origen muy local y que se ve interrumpida de modo brusco, por descenso del nivel freático.
Típica cueva manguera
Si nos guiamos por autores de referencia como Stein-Erik Lauritzen y Joyce Lundberg (6.1.Solutional and erosional morphology, dentro de “Speleogenesis and Evolution of karst acuifers”) vemos que hay tres formas basicas en conductos erosivos:
1-Las galerias freáticas, con tubos de presión, con secciones circulares, elípticas y lenticulares.
2-Las galerias epifreáticas, con secciones similares a la anterior pero propia de surgencias temporales de rápida respuesta.
3- Las galerias vadosas o cañon vadoso, donde el agua ha descendido por gravedad y el pasaje se ha extendido hacia abajo o lateralmente, formando galerias sinuosas o con meandros. De estas tres formas o tipos, las cuevas manguera las situariamos en las galerias epifreáticas, aunque con las características locales aplicadas a nuestro territorio. Serian surgencias temporales que funcionaron en un periodo concreto de la historia del karst. Estas cavidades suelen ser de exploración corta, ya que finalizan por estrechez y en ocasiones de modo brusco. El final de la galeria puede ser, bien por que los sedimentos colmatan totalmente el conducto o por que el conducto no permite pasar a una persona y se ramifica, mostrando diferentes aportes, como en la cueva de los Tejones.
Paso estrecho de una surgencia de Penyagolosa
En segundo lugar queremos ampliar el listado de “cuevas mangueras” al ya enunciado en el artículo, añadiendo cavidades catalogadas en el SICE-CS.
Forat de la cova Botifarra (Villafamés)
Las cavidades que en la revista se clasifican como cuevas manguera son:
Cova de la Rambla de mas del Roget (Vilanova d'Alcolea), Cueva de los Tejones (Azuébar), Forat Redó (Les Useres), Cova del Lledoner (Costur), Cova del mas del Conill (Ares), Cova del Foradijo (Vistabella), Agujero junto a cova Botifarra, Agujero juno a cova Roja (Villafamés) y cova Fornera (Les Useres).
A estas podriamos añadir:
 Cueva del Alma (Villamalur), Forat del corral Sec(Vistabella), Cueva Saganta (S-10)(Ayódar), Coves del Puigpedró 1 y 2 (Vilanova d'Alcolea), Coves de la Monferrera 2, 3 y 4 (Atzaneta del Maestrat) coveta de la Solana (Atzaneta del Maestrat), Agujero del la cova del tio Plácido (Costur), Ull de bou de la Tornera (Vallibona), Cova de la Roca del Carrascal-1 (Benasal), coves de les Truges (Coves de Vinromà).
Cova de la Roca del Carrascal-1(Benasal). Boca colgada en la pared.
De todas estas un alto porcentaje no cumplen estrictamente los 10 items propuestos por Juan Ramos y David Aragón, pero a grandes rasgos cumplen las características princiaples.
En tercer y último lugar propondríamos otras tipologias de surgéncias fósiles, aplicadas a las cuevas que encontramos en Castellón.
La cueva de Juan Edo(Ludiente) también es una surgencia fósil
Una posible clasificación encaminada a separar las surgencias fósiles según la forma de los conductos y el tamaño de las galerias podría ser la siguiente:
1-Cuevas manguera.(las ya citadas)
2-Galerias ramificadas. Cavidades que en su inicio se ramifican en diferentes galerias erosivas (Cova Monferrera, forat del mas d'en Grenyut)
3-Galeria amplia-larga. Galerias de drenaje muy evolucionadas, con conductos amplios y cómodos de explorar. Son las que más recorrido suelen poseer.(Forat de Cantallops (Ares), Cova Obscura (Atzaneta del Maestrat), Forat del Falcó(Xodos))
4-Boca-sala amplia. Cavidades con una sala de entrada o boca grande y galeria muy amplia, que a pesar de su volumen inicial terminan a los pocos metros. En ellas nos preguntamos¿si tiene una entrada tan amplia producto de la erosión, porque finaliza de forma tan repentina? (Coveta obscura(Ares), cova de la Penya roja(Serra d'en Galceran), Cova Redona (Culla).
Forat de Cantallops, uno de los mejores exponentes de surgencia fósil.
Debemos recordar que en el catalogo SICE-CS hay registradas 73 como surgencias fósiles.
También quiero destacar que esta clasificación no se basa estrictamente en la génesis de la cavidad, sino más bien en la morfologia y tamaño de los conductos.
Con esta clasificación queremos proponer unos patrones para poder sistematizar de un modo más ajustado a la realidad las cavidades castellonenses, concretamente las surgencias fósiles.
Formas erosivas en el forat del Blufol(Cabanes)
Cada cavidad es única e irrepetible, pero muchas cavidades tienen características comunes. La problemática antes citada sigue abierta...

jueves, 25 de diciembre de 2014

BONS NADALS I FELIÇ 2015

Des d'aquest blog us desitgem bon Nadal i un feliç any 2015, que de segur estará ple de felicitat i bons moments.

Volem felicitar les festes des del Cau Roig, a terme municipal de Borriol.

 
 Es tracta d'una petita cavitat oberta a la vorera dreta del barranc dels Porcs i a uns 80 metres sobre el seu llit. Aquesta s'obri al costat d'unes fracturacions que formen uns petits penyasegats.
El Cau Roig ens el va donar a conèixer fa uns quants anys un pastor de Borriol, el mateix que ens va explicar sobre el Clot de l'Anouero (http://cavitats-subterranies.blogspot.com.es/2010/03/el-clot-de-lanouero-borriol-castellon.html).
 
situació de la cavitat.


Te una boca de 1 metre d'amplada per 1,2 d'alçada. Es tracta d'una petita saleta de 3,45 x 2,5 x 1,4 metres oberta en una calcària que cabussa 32º al noroest, presentant uns estrats fràgils amb un espesor que oscil·la entre 1 i 10 centímetres. Una dels seus atractius principals es la seva situació, des d'on es veu molt de territori i també el seu accés, amb una escala, sobre
el parat d'un bancal, que ens porta a la boca de la cavitat. Si no fos pel parat i l'escala la cavitat quedaría penjada al cingle.



 

viernes, 19 de diciembre de 2014

SIMA DE LA CORNISA (PICOS DE EUROPA) (2/4)


Formaciones a -625, en el meandro del último día.
Estamos a 9 de agosto y hoy vamos a entrar en la sima intentando llegar a -700 m. y montar el vivac-1. Si no lo conseguimos no cumpliremos con nuestro objetivo inicial. Nos espera una larga jornada pero tenemos un buen refuerzo, ya que Alfonso nos acompañara en esta incursión.

Nos zampamos una buena cazuela, nos equipamos y a las 10:30 a.m. partimos hacia la Torre de la Palanca. Vamos también cargados porque tenemos que llevar con nosotros sacos de dormir y comida para 2 jornadas. El sendero de acceso a la Palanca está totalmente destrozado por el temporal de ayer, ¡cayó una buena tunda! Iniciamos el descenso del rappel a las 12:00 y entramos en cavidad 10 min. más tarde.

Subiendo a la Torre de la Palanca acechados por la niebla.
Descendemos hasta la base del pozo del confesionario (cota de -300 m.), allí nos esperan unos cuantos petates con material para llegar a -700 y montar el vivac. Desde allí continuamos por una corta escalada de 3 m. equipada con cuerda fija y por una serie de resaltes y estrecheces hasta llegar a la cabecera del pozo clandestino de 175 m., el más profundo de la cavidad.

Cantero instalara este monstruo, que consta de un primer tramo más estrecho de 45 m. que, tras un pasamanos, nos deja en un inmenso volumen donde descendemos 145 m. mas hasta aterrizar en una rampa de bloques y piedras. Este pozo es espectacular, y aunque casi en su totalidad lo descendemos cerca de la pared, impresiona el gran volumen del pozo. En su base descendemos una larga rampa de materiales clásticos y tomamos la galería de la derecha.

Topografía de la sima de la Cornisa.
Llegamos otro pozo muy majo, que no descendemos, y que superamos por medio de un pasamanos por su izquierda. Aquí Luis toma el relevo a Cantero y comienza a instalar. Superamos una zona desfondada por medio de otro pasamanos y así llegamos al Vivac de -460, el cual no montamos, pero si dejamos material para ello, por si en algún momento es necesario recurrir a él.

Desde el mismo vivac parte un nuevo pozarrón. Si el pozo clandestino destacaba por su grandiosidad, este destaca por su belleza, su morfología y también por sus dimensiones. Se trata del pozo de la mierda, para mí el más bonito de toda la sima. Se trata de un tubo de unos 15 o 20 m. de diámetro con las paredes completamente pulidas por la acción del agua y de 80 m. de profundidad. Disfrutas a lo grande instalando este gigante.

Meandro del último día.
En su base se continua por un meandro en el que aparecen algunos pozos de poca profundidad, de 15 m. el que más. Se trata del meandro del último día. Alfonso toma relevo y comienza a instalar él. En este punto la morfología cambia y por primera vez nos deleitamos con preciosas formaciones que adornan nuestro camino, también hacen su aparición las areniscas, que impiden el avance de la cavidad en vertical y nos brindan una largo tramo de predominio horizontal. En numerosos tramos el agua ha excavado las areniscas formando curiosos meandros.

En este tramo descendemos unos 6 pozos, la base de alguno de ellos está ocupada por pequeños lagos que alegran la vista a los espeleólogos. Tras un ensanchamiento de la galería nos encontramos de frente con una ancha vertical que no descenderemos, sino que tomaremos un conducto estrecho que nos deja en la cabecera de un lindo pozo de 25 m. que descendemos en volado y que nos deja en un rincón plagado de formaciones.

Formaciones en la base del pozo de 25 m.
Proseguimos por un nuevo meandro con algo de agua y algo más estrecho que el anterior. En su parte final el meandro está completamente excavado en areniscas, y su avance es bastante atlético, pero no presenta ninguna dificultad en donde haya que instalar cuerda. Así llegamos al pozo del Lomo, ya cansados y con ganas de cenar y descansar. Se trata de un pozo completamente volado de 70 m. de una belleza comparable al pozo del confesionario y al de la mierda. El su base nos arrastramos por unas fracturas bastante incomodas que nos dejan en el mismo vivac de -700.

A las 11:30 p.m., por fin llegamos a casa, pero la casa aun tendremos que montárnosla. Ya estamos a -700 m., hoy ha sido una jornada maratoniana pero hemos avanzado muchísimo debido a que éramos 3 personas y al porteo que nos realizaron Dany y Nando ayer. Montamos el campamento con: tela de paracaídas, cordinos y tornillos para montar la parte superior; y con aislantes y esterillas para el suelo. Es una choza muy acogedora. Otros vamos a por agua y preparamos la cena. Y a las 2:30 a.m. nos acostamos a descansar.
En el vivac de -700 m. Cantero, Luis y Alfonso.
Dany y Nando han tenido jornada de descanso en el refugio, pero la meteorología no les ha acompañado y no han podido descansar como se merecían. Mañana entran hasta el vivac de -700 para hacer noche allí.

Hoy es 10 de agosto y tenemos que salir de nuevo al exterior. Hemos descansado, unos más y otros menos, pero a las 11:45 a.m. nos levantamos con energía. Desayunamos fuerte, como ya va siendo habitual, vamos a por agua para los compañeros que bajaran hoy hasta aquí y salimos del vivac a las 2:45 p.m. Nos queda una buena panzada hasta la calle, pero con paciencia y sin encantarnos en un ratito estaremos fuera.

Alfonso, llegando a la cabecera del pozo de la mierda (P-80).
Para entrar en calor tenemos el pozo del Lomo (70 m. en volado), aunque el ultimo en subir no está teniendo mucho calor precisamente, es lo que tiene la “esperologia”. Vamos remontando los pozos instalados ayer y en la base del pozo de la mierda nos encontramos con Dany y Nando que entran hacia el vivac de -700 m. Cambiamos impresiones y algún chiste y… a la marcha.

Aprovechamos para hacer algunas fotos de las zonas más guapas de la sima y poco a poco vamos restando metros. Así a las 10:15 p.m. salimos por la boca de la cavidad y a las 10:35 p.m. estamos fuera del rappel de acceso. Hemos permanecido 34 h. 05 min. en la cavidad. Contentos por ver el exterior, o mejor dicho por no verlo, ya que hay una espesa niebla que nos puede dificultar el descenso hacia el refugio.

Refugio de Collado Jermoso.
Aun con niebla el descenso no nos da mayor complicación ya que enchufamos el GPS que llevamos ahí dentro de nuestra cabeza. Sin ningún problema a las 23:30 p.m. llegamos a Collado Jermoso donde nos espera la tienda y una larga noche para recuperar fuerzas.
Nando y Dany han bajado hasta el vivac de -700 donde pasaran la noche. Mañana tienen por delante una dura jornada de instalación.

Este 11 de agosto nos despierta Alfonso, que ya está preparado para marchar a casa. Pues quiere llegar a León a comer y no puede encantarse mucho. Nosotros medio dormidos nos despedimos de un amigo, que conocimos hace tres días, pero que ya es un buen amigo. Estamos muy contentos con él, porque además del trabajo que ha hecho nos ha amenizado la estancia en el vivac y en el campamento con su buen humor.

Nuestro cocinero Cantero en “la cocina” del campamento.
Cantero y Luis, tranquilamente desayunamos, nos duchamos y comemos en el refugio. La tarde la pasamos descansando y echando alguna cerveza más que menos. Hoy hay mucha gente en el refugio y eso nos va bien, ver caras diferentes y la luz del sol. Además tenemos buen tiempo e incluso podemos disfrutar de una puesta de sol desde el Collado Jermoso.

Nuestros compañeros están en cavidad currando. Hoy han instalado los pocetes y pasamanos del meandro Lo que el viento se llevo, y una vez al final del meandro se han equivocado de vía y han instalado el pozo del paraguas (P-30) y el pozo nebuloso (P-130) hasta la altura del péndulo, en vez del pozo a carallo. Han llegado a la cota aproximada de -810 m.

Puesta de sol desde el Collado Jermoso.
La verdad que es la zona más conflictiva de la cavidad y un punto clave para acceder al resto de la sima. Ahora descansan a -700 m. y mañana tienen que salir al exterior. Suponemos que mañana nos cruzaremos con ellos en la sima.

Estamos a 12 de agosto y hoy volveremos a entrar en cavidad, en esta ocasión para permanecer tres días en su interior e intentar instalar hasta el vivac de -900, o si les han ido muy bien las cosas a nuestros compañeros incluso a -1.000 m. No sabemos hasta donde han llegado ellos, hoy cuando nos encontremos lo sabremos.

Vista del refugio mientras subimos a la Torre de la Palanca.
Salimos del campamento exterior a las 11:30 a.m. y hoy subimos bastante ligeritos, ya que tenemos los sacos de dormir y el taladro en el interior y el material para instalar también. Aun así no vamos con las manos en los bolsillos, porque tenemos que estar 3 días ahí dentro y alimentarnos.

A la 1:00 p.m. accedemos al rappel de acceso y a la 1:10 p.m. entramos de nuevo en la sima de la Cornisa. Hoy solo tenemos que bajar hasta el vivac de -700 y hacer noche allí. Mañana es cuando tenemos más batalla. Así que como ya conocemos el camino vamos tirando.

Cerca de la estrechez a la francesa.
Desde la cabecera del pozo del confesionario ya escuchamos a nuestros compañeros que nos están diciendo de todo menos bonitos. Pues resulta que el otro día cuando subíamos este pozo, el último de nuestro grupo, sin darse cuenta, dejo toda la cuerda hecha un ovillo. Así que Nando y Dany al llegar a la base del pozo y no ver la cuerda pensaron en que les estábamos gastando una broma. Menos mal que solo llevaban 45 min. esperando… y la cosa quedo en una anécdota y un aviso para todos.

Nos contaron la faena que habían hecho el día anterior, y que al llegar al péndulo que da acceso a la sala de los bloques derribados, no habían podido hacerlo. Pues tenían que hacer un péndulo de unos 40 metros por lo menos. Aquí yo supuse que se habían equivocado de pozo. Un contratiempo importante para poder llegar a -900. Pero la verdad es que ni la descripción ni la topo aclaran mucho las cosas, es verdaderamente un punto muy, muy complicado de encontrar.

Formaciones en el meandro del último día.
Sin más contratiempos llegamos a las 5:40 p.m. al vivac de -700 m. Voy a por agua mientras Cantero, el cocinero de la expedición, va preparando la cena. A las 7:30 ya estamos dentro del saco descansando, pues mañana toca traca.

Nando y Dany salen felizmente de la cavidad y bajan hasta el refugio. Ya han terminado su faena en cavidad. Ahora tendrán dos días de descanso mientras esperan nuestra salida. Pero dos días con mal tiempo, como en habitual en Picos de Europa.

Cascada donde nos abastecemos de agua en el vivac de -700 m.
Amanece el día 13 de agosto, aunque en el vivac de -700 nunca amanece. Pero nos despertamos a las 8:00 a.m., desayuno contundente, preparamos las armas y planificamos la jornada. Tenemos que cargar con muchísimo peso, ya que queremos llegar a -1.000 m., aunque no sabemos si podremos llegar tan abajo. Hoy es el último ataque y posiblemente no volvamos más a esta cavidad así que intentaremos bajar lo máximo que podamos para hacer cota.

A las 10:30 a.m. partimos del vivac. Avanzamos por el meandro Lo que el viento se llevo, de características similares al meandro que antecede al pozo del Lomo (excavado en areniscas, con un curso de agua, estrecho y su avance es bastante atlético). En un punto cercano al vivac encontramos una cascada, que es el lugar donde bajábamos a coger agua. En este punto existe una cuerda por la que podemos acceder al agua, y un pasamanos para continuar el avance por el meandro.

Pequeño lago en el meandro del último día.
A este le siguen dos nuevos pasamanos, y más adelante tres cortos pozos y una escalada de unos 7 m. equipada en fijo. En este punto hay varias posibilidades de continuación, es el punto donde han errado nuestros compañeros. Yo voy inspeccionando los distintos ramales con ayuda de la descripción para encontrar la buena continuación, mientras cantero desciende los pozos instalados por Nando y Dany y comienza su desinstalación.

Yo he realizado muchas topografías y considero que soy bastante bueno para interpretarlas, pero no consigo encontrar la continuación. Así que bajo a ayudar a Cantero en la desinstalación, ya que tenemos mucha cuerda que subir, y además mojada (unos 120 m. por lo menos). Nos cuesta más de lo que esperábamos desinstalar las cuerdas.

Formaciones en el meandro del último día.
Una vez desmontado, paramos, respiramos, leemos y releemos la descripción. Cantero vuelve a bajar por donde ya habíamos desinstalado, le digo que mire de hacer un pasamanos hacia la izquierda, que es por donde debe de continuar accediendo a un balcón o algo por el estilo. Y por fin Cantero, en una pequeña repisa que hay a -15 m. (desde la cabecera) péndula hacia un balcón, se mete por un pequeño meandro y… ¡cagón lo copón! Por fin encuentra un reflectante.

Es un punto muy conflictivo y además nos ha hecho perder mucho tiempo y muchas fuerzas. Tras el meandro encontramos una cabecera, instalamos y bajamos, pero no nos encontramos un camino de rosas precisamente. Estamos en una fractura con grandes bloques, desde aquí podemos descender entre bloques, pero parece que vayamos a parar al pozo nebuloso otra vez. También podemos continuar por la fractura en dirección SE, así que miramos este ramal. Llegamos a un balcón sobre el gran pozo nebuloso, pero no hay spit alguno en ningún lado.

Meandro del último día.
Finalmente decido bajar por el pozo entre bloques, y acierto. Ahí está la continuación. Cantero instala unos resaltes que dan acceso a la cabecera del pozo a carallo, ¡por fin! Él está cansado porque lleva un buen tute, pero aun así se decide a bajar el pozo a carallo y a probar el péndulo de unos 15 m. que hay que hacer para acceder a la sala de los bloques derribados.

Cantero baja pero no ve claro el péndulo, no ve ninguna silla de montar como pone en la descripción. Tras unos minutos buscando decide subir, la verdad que hoy ha desgastado mucho. Yo en cambio estoy más fresco, ya que hoy voy en retaguardia. Decido bajar para hacer el péndulo, aunque dudo que hoy podamos avanzar mucho más. Bajo y enseguida veo el péndulo y la silla de montar. Es un buen péndulo, pero por arriba tengo mucha cuerda. Lo intento una primera vez, pero cuando ya casi estoy se me va una mano, ¡mierda! Lo vuelvo a probar y esta vez sí.

Salita en mitad del meandro del último día.
Estoy en la silla de montar, arriba de la rampa que da acceso a la sala de los bloques derribados, estoy rodeado de un volumen bestial. Busco y rebusco los spits que debería haber justo en el collado que forma la silla de montar, pero no encuentro nada. Entonces comienzo a descender la rampa buscando spits, y por fin encuentro uno a unos 15 m. del collado. Esto lo dejamos así provisionalmente, ya que el primer anclaje tras un péndulo de esta envergadura debería de situarse en el collado, porque tal como lo dejamos la cuerda puede producir arrastre de piedras.

Continúo descendiendo la rampa de fuerte inclinación y equipando con tornillos autoroscantes ya que no encuentro ningún otro spit. A medida que bajo intento limpiar de piedras la rampa. Y por fin llego al final de la rampa aterrizando en la sala de los bloques derribados. Se trata, como indica en nombre, de una gran sala cubierta de materiales clásticos de gran tamaño

Cantero y Luis.
Son las 6:00 p.m. y estamos a -860 m. de profundidad, es mi record personal de profundidad, ya que mi anterior cota se situaba a -483 m. en la torca de Jornos II. Vamos a dar la vuelta y a subir de nuevo hacia el vivac. Comemos y comenzamos a subir. Me da mucha pena no poder seguir bajando, porque yo me encuentro muy entero, pero toca retroceder.

De subida se nos olvida mejorar la cabecera de la rampa, pero es una instalación provisional y supongo que cambiaran los próximos grupos que vengan. Esto es mi idea, pero la realidad es que después de pasar por allí 5 grupos más la instalación esta tal cual, con el peligro que ello entraña.

Formaciones en el meandro del último día.
A las 8:20 p.m. llegamos al vivac de -700, preparamos la cena y a las 10:30 ya estamos descansando. Finalmente hemos instalado hasta -860 m. que no está nada mal, sobre todo si tenemos en cuenta los contratiempos que hemos tenido y el retraso que llevábamos los primeros días sobre la programación inicial.

Nuestros compañeros han tenido una jornada de descanso en el exterior.

Día 14 de agosto, y a las 7:00 a.m. ya estamos en pie. Comemos bien, nos preparamos recogiendo todo nuestro material personal y toda la basura del vivac, y a las 9:35 a.m. abandonamos el vivac que ha sido nuestro hogar durante algunos días.

En la boca de la sima.
Vamos subiendo a buen ritmo, y no paramos a pegar un bocado hasta la cota de -240 m. (Brewstop). Finalmente a las 3:10 p.m. salimos por la boca de la cavidad tras 50 horas exactas metidos bajo tierra, con el convencimiento de que no volveremos a esta sima, pero con un resquicio de esperanza de poder volver en septiembre para poder hacer fondo. A las 3:20 p.m. estamos quitándonos el arnés, ya fuera del rappel de acceso a la sima.

Hace un día de cine, con el cielo limpio y un sol que nos abraza con su calor. Bajamos rápidos hacia el refugio, pues allí nos espera una buena cerveza, nos la hemos ganado. A las 4:15 p.m. llegamos al refugio, sin pasar a cambiarnos por la tienda. Allí nos esperan Dany y Nando para que les contemos las noticias. Ha sido una faena importante lo que entre los 5 (Alfonso también cuenta) hemos conseguido y brindamos por ello. Por la noche cenamos en el refugio para recuperar fuerzas. Y pronto a descansar.

Recuperando fuerzas como es debido.
El día 15 de agosto, es jornada de recoger y volver a casa donde nos esperan las novias, la familia y los amigos. Nos levantamos, almorzamos y vamos recogiendo el material. Algunas cosas las dejaremos porque tienen que volver más equipos para terminar de instalar la cavidad. Nos despedimos de la gente del refugio que se han portado muy bien con nosotros, sobre todo Gonzalo y Pablo, que también son espeleólogos.
Dejo un video con los dos porteadores que más peso subieron:
video

A las 9:25 abandonamos el que ha sido nuestro hogar durante 11 días. Con emoción por los momentos vividos; unos días, una cavidad y unos amigos que hay estarán siempre en mi memoria. Cuando coronamos el ultimo collado desde donde se ve el refugio vuelvo la vista atrás para despedirme de él; ¡hasta pronto!, pienso en mi interior. Bajamos otra vez cargados hasta las cejas, ¡para variar! Y a las 11:15 ya estamos en Caben Remoña, donde nos espera la furgoneta.

Recogiendo en el campamento exterior.
Viaje hacia Castellón y de camino paramos en Boca de Huérgano a comernos el chuletón de rigor. Por fin llegamos a casa, pero no sé si decir por fin, con lo a gusto que estábamos allá arriba…
En septiembre Nando y Dany tienen intención de volver para hacer cota. Cantero y yo no sabemos cómo lo tendremos por temas laborales, pero si podemos, volveremos.

En este primer asalto terminamos de equipar el rappel de acceso, instalamos hasta la cota de -860 m. y montamos en vivac de -700 m., además de portear kilos y kilos de material, tanto personal como colectivo. Pero lo más importante es la experiencia vivida con todo el equipo.

Nuestro equipo: Dany, Cantero, Luis y Nando.

Texto y fotos: Luis Almela

Próximamente publicaremos la continuación de esta crónica.

martes, 16 de diciembre de 2014

SIMA DE LA CORNISA (PICOS DE EUROPA) (1/4)


Torre del Friero asomando entre las nubes y refugio de Collado Jermoso.

Cavidad situada en la Torre de la Palanca a unos 2.500 m. de altitud, dentro del macizo de los Urrieles de los Picos de Europa, y perteneciente al concejo de Valdeón, provincia de León, España.
Alcanza a día de hoy los 1.507 m. de profundidad, siendo la 9ª cavidad mas profunda del mundo y la 2ª de España.

ANTECEDENTES

Todavía recuerdo aquellas tardes de domingo con mis hermanos Jesús y Juan Maria, en las que buscando por Internet información espeleológica soñábamos con visitar cavidades que considerábamos míticas. En cierta ocasión tuvimos conocimiento de la Sima de la Cornisa y, durante una temporada, el bajar algún día a este abismo, se convirtió para nosotros en un ideal. La cosa quedo ahí, dentro de nuestras cabezas, junto a otras tantas cavidades.

Camino de acceso al refugio de Collado Jermoso.
En el mes de abril de 2014 los amigos Dany y Nando, junto con mas compañeros suyos, organizaron la concentración de espeleolokos en el Pla de les Simes de Barx. Nosotros acudimos allí como uno más. Pero en un primer momento le comentamos a Nando nuestra intención de desinstalar el domingo a última hora alguna de las simas de la zona para echarles una mano. El nos comento que podíamos desinstalar la Sima del Picaio o P.1.

Y así fue. El domingo por la tarde, mi hermano Jesús y yo, Luis, desinstalamos los 120 m. que estaban instalados de esta cavidad. Al terminar bajamos a Tavernes y quedamos con ellos para devolverles el material. Ellos nos invitaron a cenar a la sede de su club junto con espeleólogos de Madrid y de Italia que se quedaban a pasar la noche allí. Tras la cena Dany y Nando nos invitaron a los dos a colaborar en la instalación de la Sima de la Cornisa durante el mes de agosto. Yo accedí desde un primer momento, pero mi hermano que tenía otras prioridades, tras unos días de reflexión rechazo la oferta. Así que me busque un compañero. Este fue el amigo Cantero, gran espeleólogo y con un corazón que no le cabe en el pecho. Una persona que tenía claro que no me fallaría. Tenía plena confianza en él, además de una gran amistad.



Inicio de la subida al refugio de Collado Jermoso.

1º ASALTO. AGOSTO DE 2014

La visita a esta cavidad se engloba dentro de un ambicioso proyecto de Carlos Flores denominado "17 picos, 17 simas". Se trata coronar las cimas más altas y de descender las simas más profundas de cada comunidad española. Podéis ver más información en el blog del proyecto: http://17picos17simas.blogspot.com.es/

Somos el segundo equipo va a trabajar, ya que un primer equipo ha porteado gran cantidad de material de instalación hasta el refugio y hasta la torre de la Palanca. Ellos, también comenzaron la instalación del rappel de 60 m. de acceso a la boca de la cavidad, ya que esta queda colgada en una cornisa sobre el hoyo grande.


Vista del Hoyo Grande y de las cumbres principales del macizo de los Urrieles.
Nuestro equipo está formado por Nando Piera, Dany Llorach, Carlos Cantero, Luis Almela y Alfonso Aller que se incorporara unos días más tarde al grupo. La intención es estar 11 días en picos, e intentaremos instalar hasta lo más profundo que podamos, aunque el pronóstico más ambicioso es llegar hasta el vivac-2 situado a -900 m.

Los 4 partimos de nuestra tierra el día 5 de agosto, ilusionados y con ganas de trabajar duro. Llegamos a Picos, exactamente a Caben Remoña, a media tarde. El volver a ver esas moles de roca caliza de nuevo me llena de energía. Así, preparamos todo el material personal para pasar los 11 días. Mucha comida (incluida una paletilla de jamón), utensilios de cocina, ropa, equipo personal, esterillas, tienda de campaña, taladros... y algunas cosas que ahora se me olvidan. Como no podemos con todo el material decidimos dejar algunas cosas para portearlas el día siguiente.


Porteando hacia el refugio.
La verdad es que nunca había cargado tanto peso en mi espalda. El peso del macuto es tal que al intentar ponerme recto este me hace caer al suelo. Mis compañeros van tan cargados como yo, y esto es una clara señal de nuestras intenciones. Tras 2 h. 45 min. llegamos al refugio de collado Jermoso, donde tenemos ya montado el campamento exterior.

Cenamos en el refugio y luego montamos dos tiendas para pasar la noche. Tenemos una tienda que dejaron montada los compañeros del equipo anterior, pero esta será para guardar comida, sacas para la cavidad y demás material. Antes de acostarnos concretamos la faena para el día siguiente. La intención es formar dos grupos de ataque; el primero formado por Dany y Nando (equipo A) y el segundo formado por Cantero y Luis (equipo B).


Mis tres compañeros en el campamento exterior, y con la paletilla de jamón.
Según el planning inicial cada equipo realizara 3 entradas a cavidad: la primera de una sola jornada sin vivaquear, la segunda de dos jornadas pasando una noche en cavidad, y la última de tres días pernoctando 2 noches. Cada equipo tendrá una jornada de descanso tras salir de cavidad. El equipo A llevara un día de adelanto al B, de forma que no coincidamos instalando los dos equipos a la vez.

Amanece el día 6 de agosto y Nando y Dany se equipan para subir a la Torre de la Palanca y comenzar la faena en cavidad. Cantero y Luis tenemos por delante una jornada de porteo desde Caben Remoña hasta Collado Jermoso. En total no cuesta unas 5 horas el bajar a Caben Remoña (donde tenemos el vehiculo) y subir otra vez cargados a tope hasta collado Jermoso. Llegamos al refugio para comer allí y por la tarde descansamos en la terracita del refugio con una cerveza en la mano. Es como estar en la gloria.


Refugio de Collado Jermoso.
La jornada, para el equipo A ha tenido muchos contratiempos: avería del taladro que teníamos en la cornisa, rotura de la maceta de burilar, re-equipar el rappel de acceso... Aun así instalan hasta la base del pozo del Bebé (P-90) llegando a la cota de - 130 m. y portean sacas hasta allí abajo.

El día 7 de agosto nos toca entrar en cavidad al equipo B. Después de un desayuno contundente y de preparar todo el equipo, a las 9:30 a.m. marchamos hacia la Torre de la Palanca. Vamos muy cargados, ya que además de nuestro material personal y el taladro, cogemos algún petate de cuerdas para entrarlo hasta donde podamos.


En la cumbre de la Torre de la Palanca.
Entramos escalonados para evitar la caída de piedras en el rappel de acceso y en el pozo del Bebe, que es especialmente peligroso por la caída de piedras. Como voy a entrar el ultimo aprovecho para subir a la cima de la Torre de la Palanca, que está a escasos 5 min. de la entrada al rappel. A las 12:30 p.m. iniciamos el descenso del rappel y a las 12:50 entramos en cavidad. La boca es preciosa, propia de una cavidad de alta montaña, y en su interior existe un gran nevero. El descenso del primer pozo lo hacemos entre una pared de hielo y otra de roca. A este le sigue un tuvo con corriente de aire (la turbina), un pequeño pozo y el pozo del Bebé (P-90). Descendido este último estamos en una sala de la que parte un corto pocete, que es hasta donde estaba instalada la cavidad.

Comenzamos instalando el meandro la guapa (de unos 40 m. de recorrido), al que se accede por una escalada de 4 m. equipada con cuerda fija. Superamos el meandro con 8 sacas entre los dos. Tras este bajamos un pequeño pozo. Aquí dudamos de la continuación, ya que la topo y la descripción son muy ambiguas. Erramos y descendemos un pozo de unos 30 m. Tras esta vertical, supero una estrechísima gatera que da paso a unos resaltes y a un meandro descendente recorrido por un curso de agua. No hay spits y el agua se pierde por un conducto muy estrecho en el que hay que mojarse completamente. Me doy cuenta que nos hemos colado.

Rappel de acceso a la cavidad.
Reculamos y ascendemos de nuevo el P-30, Cantero cargado con 3 petates. Ahora volvemos a leer la descripción y encontramos el buen camino. Pero esto es un aviso de que la cavidad nos dará faena para encontrar ciertos pasos. La continuación es por la derecha (según bajamos). Se trata de tres pozos encadenados de entre 10 y 25 m. cada uno. Así llegamos a una sala con muchísimo goteo donde se puede coger agua. Desde aquí continuamos por la estrechez a la francesa, que no es tan estrecha como creíamos y que encontramos sin ninguna dificultad a pesar de que no es para nada un paso evidente.

A continuación existe una zona con desarrollo horizontal donde paramos a comer. Continuamos por una serie de pozos (unos 4 o 5 pozos) que se alternan con pequeñas salas o meandros. Así alcanzamos la sala Brewstop (vocablo ingles que viene a expresar “un alto en el camino”). Desde aquí (cota de -240 m.) parte uno de los pozos más bellos y espectaculares de la cavidad: el pozo del confesionario de 60 m. volados y con una perfecta sección circular.


Cantero instalando los pozos de la parte superior de la sima.
Instalamos la cabecera del pozo y dejamos la cuerda colgando de esta. No bajamos el pozo aunque este queda instalado alcanzando la cota de -300 m. Hoy hemos avanzado bastante, pero desgraciadamente no estamos cumpliendo con las previsiones iniciales y mañana los compañeros Dany y Nando no podrán llegar al vivac de -700 m. y por lo tanto deberán hacer una incursión de una sola jornada, con el retraso que esto supondrá.

Nosotros salimos hacia el exterior, alcanzando la boca a las 10:30 p.m. y la salida del rappel a las 10:45 p.m. Hemos estado en cavidad 9 h. 40 min. Bajamos a Collado Jermoso, donde llegamos a las 11:45 p.m. Cambiamos impresiones con los compañeros y a cenar y descansar.


Cantero en la cabecera de uno de los números pozos.
El equipo A tenía hoy día de descanso, pero no han podido resistirse y han realizado un nuevo porteo de petates hasta la Torre de la Palanca. Por la tarde descansan, ya que mañana entran en cavidad. Están currando muy duro, y nosotros estamos muy contentos con las ganas y esfuerzo que están poniendo. Somos un equipo y estamos funcionando como tal.

Amanece el día 8 de agosto, primera jornada de descanso real para el equipo B (Cantero y Luis). Nando y Dany parten hacia la cavidad a primera hora. Nosotros nos tomamos la mañana de descanso, aprovechando para reordenar la comida y los petates, ducharnos, y socializar con la gente del refugio.

Luis porteando material hacia el refugio.
A media tarde llega a Collado Jermoso Alfonso Aller, a quien no conocemos, pero con quien pronto congeniamos. Viene con ganas de currar y ayudar en todo lo posible. Tiene que estar solo 3 días con nosotros pero va ha ser de gran ayuda. Por la tarde comienza a llover fuerte y cuando nos damos cuenta tenemos la tienda sobre un autentico torrente. El siguiente video muestra este momento de incertidumbre. Pero por suerte, y aunque parezca increíble, no nos entro ni una gota de agua por el suelo de la tienda.

video

Estamos un poco preocupados por como habrá sido la respuesta de la cavidad ante esta tormenta, porque tenemos a Dany y Nando allí dentro. En el exterior el temporal cesa, dejando el sendero de acceso al refugio bien demacrado, así como también el camino de acceso a la Torre de la Palanca.

El equipo A ha entrado en cavidad y ha porteado unos 8 petates desde la Torre de la Palanca hasta el fondo del pozo del confesionario (cota de -300 m.). Algunos de estos petates los han subido desde el refugio. Una faena que nos puede permitir mañana alcanzar el vivac de -700 m., ya que además sumaremos a Alfonso a nuestro equipo.

Cuando por la noche llegan al refugio los compañeros y nos comentan que no se han enterado apenas de la tormenta nos quedamos más tranquilos. Luego a descansar.


Torre del Friero desde la Torre de la Palanca.



Texto y fotos: Luis Almela
 

Próximamente publicaremos la continuación de esta crónica.